-

Cada diario personal implica contar nuestras locuras, las cosas que nos dicta nuestra mente, es un momento para conocernos, escucharnos, y entendernos, porque solo nosotros nos entendemos aunque a veces decimos cosas que no nos parecen, u otras que sí.

¿Para qué restringirse? ¿Para qué decir que no y que ese no sea un anhelado si? ¿Por qué ese si es un sí que quisiera ser un no? ¿Por qué vivimos siempre bajo las mismas reglas?

Este es mi diario, de nadie más, si no les gusta se pueden ir a la mierda. No voy ni tengo que cambiar mi punto de vista. Estos son los suplicios de mi mente y espero nunca dejar de escucharlos. Son mi identidad y mi locura, y estoy más que conforme con ellos.

Perdon si no te gusta, tampoco me importa, pero necesito compartirlo, si no te interesa, podes irte, sos libre y no me interesa que lo leas, solo me interesa aclarar que está bueno respetar a los demás.

Y para los que están de acuerdo, bienvenidos a mis pensamientos montados en el ciber espacio.

Te gusta-

¿Que te parece mi blog?

miércoles, 2 de febrero de 2011

+



“tráeme un vaso de leche;
con edulcorante, por favor”

4 comentarios:

Lenna dijo...

Nunca más perfecta tu entrada en este momento, después de caerme tan mal :S
Tu blog expresa todo
Un beso enorme!

Valeery :) dijo...

Puff no tengo ganas ni de comentar esta entrada que a mi parecer es PERFECTA. Reflejas tal cual la sociedad... Pero solo me pasaba para agradecerte el comentario que me dejaste en mi blog, eres una gran amiga :) Sé que se me va a pasar toda esta depre, solo que me jode estar así, sabes?
Bueno que te dejo de usar de paño de lágrimas, que una vez que empiezo ya no puedo parar :P
Gracias :)

loreeteqieree dijo...

alabado sea el edulcorante(:

aymforever dijo...

edulcorante = salvacion